Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

El IVMDH es contrario al ordenamiento europeo


Recientemente se ha conocido el fallo del Tribunal de Justicia Europeo para el asunto C82/12, Transportes Jordi Besora, S.L. contra Generalitat de Catalunya.

Declarándose el Impuesto de Venta Minorista de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) contrario al Derecho Europeo.

En la Sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (Sala Tercera), de 27 de febrero de 2014 en el asunto C82/12 el Tribunal ratifica las conclusiones del Abogado para este asunto, y declara que el Impuesto de Venta Minorista de Determinados Hidrocarburos no es compatible con la normativa europea vigente al entender no tiene una finalidad específica, tal y como exige la Directiva 92/12/CEE, que armoniza entre otros el impuesto especial sobre hidrocarburos.

El Tribunal de Justicia Europeo considera que el impuesto tiene una finalidad meramente presupuestaria, argumentando lo siguiente:

“El artículo 3, apartado 2, de la Directiva 92/12 debe interpretarse en el sentido de que se opone a una norma nacional que establece un impuesto sobre la venta minorista de hidrocarburos, como el IVMDH controvertido en el litigio principal, ya que no puede considerarse que tal impuesto persiga una finalidad específica en el sentido de dicha disposición, toda vez que el mencionado impuesto, destinado a financiar el ejercicio, por parte de los entes territoriales interesados, de sus competencias en materia de sanidad y de medioambiente, no tiene por objeto, por sí mismo, garantizar la protección de la salud y del medioambiente”.

La sentencia recuerda que en el año 2000 la justicia europea se pronunció sobre un impuesto similar y que en 2001 (un año antes de que el impuesto entrase en vigor) la Comisión Europea advirtió a España de que dicho impuesto era contrario a la normativa europea vigente. Finalmente, en 2003 (tras la entrada en vigor del IVMDH) la Comisión inició un procedimiento de incumplimiento contra España relativo a ese impuesto.

Por tanto, el Tribunal concluye que las autoridades conocían la incompatibilidad del impuesto con la normativa europea antes incluso de su entrada en vigor, y al mantener su vigencia durante más de diez años habrían actuado de mala fe.

“No puede admitirse que la Generalitat de Catalunya y el Gobierno español hayan actuado de buena fe al mantener el IVMDH en vigor durante un periodo de más de diez años”.

Consecuencias de la sentencia

Por lo tanto la sentencia permitirá a los interesados que aún no lo hayan hecho reclamar los importes que les fueron indebidamente repercutidos en concepto de IVMDH y abre nuevas vías de impugnación, dado que la no limitación de efectos posibilita que se reclamen los importes que fueron ingresados indebidamente desde la fecha de creación del impuesto en 2002.