Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Resumen aplicación Criterio de Caja en IVA


Según lo define la propia Agencia Tributaria, es el régimen de IVA que retrasa el devengo y con ello la declaración e ingreso del IVA repercutido hasta el momento del cobro a los clientes del sujeto pasivo aunque se retardará, igualmente, "la deducción del IVA soportado en sus adquisiciones hasta el momento en que efectúe el pago a sus proveedores (criterio de caja doble); todo ello con la fecha límite del 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que las operaciones se hayan efectuado."

Y al mismo podrán acogerse los sujetos pasivos de IVA cuyo volumen de operaciones del año natural i anterior no supere los 2 millones de euros; y aquellos que no hayan cobrado en efectivo de un mismo cliente 100.000€ el ejercicio anterior.

¿Cuáles son las obligaciones formales que conlleva darse de alta en el régimen del criterio de caja?

Si se trata de sujetos pasivos del IVA acogidos al régimen del criterio de caja, tendrán que:
  1. Llevar un libro registro de las facturas expedidas, indicando las fechas de cobro de la operación, el importe que se ha cobrado y el IBAN o medio empleado para el cobro de la misma.

  2. Llevar un libro registro de las facturas recibidas, obligación que se extiende también para los sujetos pasivos no acogidos al régimen del criterio de caja pero que son destinatarios de las operaciones de caja; debiendo, igualmente, indicar la fecha, el importe y el IBAN o medio de pago empleado.
Pero si se trata de sujetos pasivos NO acogidos al régimen del criterio de caja y SON destinatarios de operaciones bajo el criterio de caja, tendrán:
  1. Derecho a deducción de las cuotas soportadas en el momento del pago de las mismas o, si no se han pagado, el 31 de diciembre del año inmediato posterior de la operación.

  2. Derecho a deducción de las cuotas soportadas cuando, por insolvencia del deudor acogido al criterio de caja, deban modificar la base imponible por las cuotas pendientes de deducción en la fecha de dicha modificación.
¿Cuáles son las obligaciones de facturación que conlleva el régimen del criterio de caja?
  1. Todas las facturas (originales y copias) que expidan los sujetos pasivos acogidos al régimen del criterio de caja y que se refieran a operaciones en que sea de aplicación el mismo, deberán contener la mención de "régimen especial del criterio de caja".

  2. La expedición de dichas facturas deberá hacerse en el momento en que se realice la operación en régimen de criterio de caja, salvo que el destinatario de la operación sea empresario o profesional que actúe como tal, en cuyo caso la factura se deberá expedir antes del día 16 del mes siguiente a aquel en que se haya realizado la operación.
Y como conclusión, exponemos algunos casos en los que puede resultar ventajosa la opción por el régimen del criterio de caja:
  1. Si entre sus clientes se encuentran en un alto porcentaje las Administraciones Públicas.

  2. Si se dedica a la actividad de arrendamiento de locales y experimenta dificultades para el cobro de las rentas mensuales de sus arrendatarios.

  3. Si la mayoría de sus gastos no están sujetos a IVA, como por ejemplo los gastos de personal.