Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Resumen CV 1693-13, de 22 de mayo de 2013, de la S.G. Impuesto sobre el Consumo


DESCRIPCIÓN

La consultante tiene previsto transferir su negocio de asesoría fiscal y laboral a un tercero. La transmisión incluirá el personal dependiente de la asesoría, la cartera de clientes, los derechos y obligaciones dimanantes del negocio y el arrendamiento del local en el que actualmente se ejerce dicha actividad.

CUESTIÓN

Sujeción de la operación al IVA.

RESUMEN DE LA CONTESTACIÓN

El art. 7 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del IVA, dispone la NO SUJECIÓN de “la transmisión de un conjunto de elementos corporales y, en su caso, incorporales que (…) constituyan una unidad económica autónoma capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios, (…)”.

Y dicho art. 7 LIVA debe interpretarse según el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en sentencias de 27.11.03 y 10.11.11, el cual ha establecido que “la aportación no sujeta a una sociedad de una universalidad total o parcial de bienes debe entenderse en el sentido de que comprende la transmisión de un establecimiento mercantil o de parte autónoma de una empresa, (…).”

Y si dicha aportación no incluye la transmisión de la propiedad del inmueble, como es el caso de la consulta formulada, el criterio del Tribunal, y por tanto el que aplica la Dirección General de Tributos para estos casos, es el de valorar la necesidad imprescindible del inmueble para el ejercicio de la actividad, dadas las instalaciones fijas necesarias de aquellos para el desempeño de la actividad empresarial. Es decir, si la actividad no requiere utilizar inmuebles específicos, habrá transmisión de la rama de actividad sin la transmisión de la propiedad del inmueble; y se podrá acoger a la no sujeción del art. 7 LIVA. Pero si los inmuebles están equipados con las instalaciones fijas precisas para la actividad, dichos inmuebles deben entenderse parte de la rama de actividad transmitida, y por tanto deben transmitirse con el resto de bienes a efectos de la no sujeción de la misma al IVA.

Por último, el Tribunal precisa que, en relación a la transmisión de los inmuebles cuando sean necesarios para la actividad, no es preciso transmitir la propiedad de los mismos, puesto que basta con una cesión o arrendamiento de estos que permita al adquirente ejercer su actividad económica de forma duradera.

Para ver la consulta completa:

1. Pulse aquí.
2. Rellene el campo “NUM-CONSULTA” escribiendo CV1693-13.
3. Pulse “Calcular”