Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

¿Heredar o renunciar? ¿Qué tengo que hacer?


Como muchos de vosotros habéis escuchado de familiares o conocidos, leído en prensa o simplemente visto en las noticias, hay un gran número de personas que están renunciando a su herencia simplemente porque no pueden hacer frente a las deudas con las que vienen acompañadas. Según los últimos registros publicados por el Colegio General del Notariado, Andalucía y Cataluña se encuentran a la cabeza de este ranking.

La cifra de rechazo al legado fue aumentando progresivamente desde el comienzo de la crisis, causado, mayormente, por las grandes deudas acarreadas durante los tiempos de bonanza económica por nuestro antecesores. La mayoría de las personas no podían hacer frente a estos pasivos porque la retribución económica que percibían no era lo suficientemente alta para cubrirla.

Las deudas con instituciones privadas no fueron, ni son, el único problema. Hay que añadir el compromiso que acarrearíamos con el organismo público gracias al famoso Impuesto de Sucesiones. Este gravamen es aplicado a todos los sujetos que reciban una herencia. El porcentaje será diferente dependiendo de la comunidad autónoma.

Justo debajo de estas líneas mostramos un gráfico donde podemos apreciar los gravámenes que existen para cada comunidad en 2018. Sorprendentemente Andalucía, Asturias, Castilla y León, Extremadura y Murcia lo rebajaron mientras que Cantabria y Navarra actuaron de forma contraria en este año.

gravámenes 2018

La REAF, organismo encargado de hacer el estudio llamado Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2018, muestra un modelo aleatorio con lo que se tendrá que pagar en cada comunidad autónoma este año. El ejemplo es una persona soltera de 30 años que recibe una herencia de 800.000 € de los cuales 200.000 € corresponden a una vivienda.

Pero, ¿qué aspectos deberíamos de tomar en cuenta antes de aceptar o renunciar al patrimonio? En primer lugar, y muy importante, es saber que después de la aceptación o rechazo no hay vuelta atrás. Cualquiera que sea la decisión tomada, no tendrá carácter retroactivo. Posteriormente, empezar a estudiar el testamento, visitar el Registro de la propiedad y Catastro solicitando la correspondiente documentación y apelar el inventario si fuese necesario.

Después de todo lo comentado anteriormente, estaremos en situación de tomar una decisión fiable para aceptar o rechazar la herencia. Cualquiera que sea el dictamen, se tendrá que preparar la documentación necesaria, la cual deberá de ser presentada en el organismo correspondiente. En el caso de aceptar y que la suma a pagar sea elevada, se podrá financiar el impuesto o solicitar un préstamo con garantía hipotecaria.

Desde Conde y Segura Consultores aconsejamos estudiar toda la documentación cuidadosamente y planificar las diferentes alternativas a tomar. Para todo este proceso se tiene un tiempo determinado y por eso desde nuestras oficinas en Roquetas de Mar ofrecemos servicios de consultoría y asesoramiento desde el inicio al fin del proceso.