Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Proyecto de ley para modificar la plusvalía municipal


El pasado 11 de mayo de 2017 el Tribunal Constitucional declaró nulos algunos apartados de la norma tributaria que regula la plusvalía municipal, es decir la Ley Reguladora de Haciendas Locales, aprobada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo. Y la sentencia que los anuló se publicó el 15 de junio siguiente.

Ahora bien, ¿quién no se ha planteado cómo le puede afectar esto o, lo que es más probable, cómo afecta a aquellas plusvalías pagadas recientemente?

Pues bien, el Gobierno tiene sobre la mesa un proyecto de ley que modifique la Ley Reguladora de Haciendas Locales para adaptar la norma que legaliza la plusvalía municipal al contenido del fallo del Constitucional. Pero como se trata de un proyecto de ley, por ahora requiere prudencia hasta que se confirme, se tramite y se publique como tal.

Mientras tanto, se pueden destacar algunos cambios que, de aprobarse, afectarán a la regulación de la plusvalía de la siguiente forma:

  1. No se producirá la sujeción al impuesto en las transmisiones de terrenos, respecto de las cuales se acredite la inexistencia de incremento de valor, por diferencia entre los valores reales de transmisión y adquisición del terreno; tomando como valores efectivamente satisfechos respectivamente en la transmisión y adquisición del bien inmueble los que consten en los títulos que documenten la transmisión, o en su caso, los comprobados por la Administración Tributaria si resultan mayores a aquellos.
  2. Se sustituyen los porcentajes anuales aplicables sobre el valor del terreno para la determinación de la base imponible por unos coeficientes máximos establecidos en función del número de años transcurridos desde la adquisición del terreno, actualizados anualmente, teniendo en cuenta la evolución del mercado inmobiliario y los coeficientes de actualización de valores catastrales.
  3. Se tributará por este impuesto aunque el periodo de generación del incremento de valor sea inferior a un año, lo cual antes no sucedía (por ejemplo: la venta de un inmueble en el mes de noviembre cuando se adquirió por herencia en el mes de marzo anterior).
  4. Es un proyecto de ley no definitivo, de modo que prudencia y cautela. Pero, frente a la necesidad de aplaudir los cambios propuestos en los puntos 1 y 2 anteriores, resulta inquietante comprobar cómo el afan recaudatorio lleva al legislador a aprovechar la obligada rectificación normativa de un tributo, porque lo ordena nada menos que el Tribunal Constitucional, para crear "de paso" una nueva obligación de contribuir al tributo para posibles incrementos de valor generados en menos de 12 meses.

    Y eso que dejamos a un lado otra de las fuentes de polémica de este proyecto de ley, que será la fecha del 15 de junio de 2017 como aquella a partir de la cual se aplicará la nueva normativa... ¿Pero qué sucederá con todas las liquidaciones de plusvalía municipal pagadas, antes del 15/06/2017 y dentro de los últimos 4 años, sobre una base imponible calculada con normativa inconstitucional?

    "Hagan sus apuestas"...