Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Consecuencias de no declarar los ingresos por el arrendamiento de una vivienda en su declaración de la renta


En primer lugar, recordar que el artículo 23.2 de la Ley de IRPF, establece que en los supuestos de arrendamiento de bienes inmuebles destinados a vivienda, el rendimiento neto positivo se reducirá en un 60 por ciento, y además matiza que "esta reducción sólo resultará aplicable respecto de los rendimientos declarados por el contribuyente".

Como puede imaginar, si la Agencia Tributaria descubre por cualquier medio que usted no ha imputado en su declaración de la renta los ingresos provenientes del arrendamiento de una vivienda, ésta realizará la “paralela” correspondiente y le sancionará por ello.

El problema es que, hasta la publicación de la resolución del TEAC en unificación de criterio Nº 06326/2016/00/00, de fecha 02/03/2017, la Agencia Tributaria permitía que en esa “paralela” usted aplicará la reducción del 60% del rendimiento neto positivo citada en el párrafo anterior.

A partir de la publicación de la misma, si la Agencia Tributaria le revisa su declaración de la renta y le imputa un arrendamiento que usted no había declarado, no tendrá derecho a aplicar la reducción, pues entiende la Administración que al no ser declarados los rendimientos por el contribuyente no se cumple el requisito establecido en el artículo 23.2 de la Ley de IRPF.

Por tanto, si usted no declara los ingresos provenientes del arrendamiento de un inmueble destinado a vivienda y es descubierto por Hacienda, además de la sanción correspondiente, perderá el derecho a aplicar la reducción del 60% de los rendimientos netos positivos.

Haga click aquí para acceder al contenido completo de la resolución del TEAC mencionada.

Por último recordarle que estamos en los últimos días de la campaña de Renta 2016; si aún no ha realizado su declaración de IRPF, estamos a su entera disposición.