Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Novedades sobre el registro de la jornada diaria


Tras el pronunciamiento hace unos días de la última sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (STS 338/2017, de 20 de abril), crea jurisprudencia con la anterior STS 246/2017, de 23 de marzo de 2017, en la que volvía a dejar clara su postura sobre la no obligatoriedad del registro de jornada diaria por parte de los empresarios, dado el excesivo control y las sanciones que estaban imponiendo la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por la falta de registro.

En la Instrucción 3/2016, la ITSS decidió exigir éste registro de jornada laboral diaria a las empresas, aunque el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 34 y 35 únicamente lo requiere para los trabajadores a tiempo completo y a efecto del control de las horas extraordinarias, lo cual, genero una gran polémica entre las empresas, dado a que entendían que el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores no llevaba a cabo una interpretación extensiva sobre el control horario en contratos tanto a tiempo completo como a tiempo parcial.

Además, el Tribunal Supremo añade justificaciones: ceñir el registro sólo a las horas extras cumple la normativa europea y, que un control exhaustivo de la jornada diaria, puede suponer una injerencia indebida de la empresa en la intimidad del trabajador.

Hay que tener en cuenta que esto no exime a las empresas de respetar los límites legales en materia de tiempo de trabajo y horas, ya que los Inspectores realizarán las comprobaciones pertinentes para asegurarse del cumplimiento de la ley, pero a día de hoy, todo empresario puede estar algo más tranquilo respecto a la llevanza del libro registro de jornada laboral diaria.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros y te resolveremos todas tus cuestiones de una manera rápida y profesional.