Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

La fiscalidad Autonómica y sus diferencias territoriales


Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas, ha cuantificado en un artículo de opinión la cantidad de impuestos a los que estamos sometidos entre impuestos propios, autonómicos e impuestos cedidos por el estado a las comunidades, y en algunos casos su aportación porcentual a los ingresos de las comunidades de las que procede.

  • Impuestos propios. Estos impuestos son los que cada comunidad autónoma tiene libertad para poder establecer. Tras un pequeño análisis de estos impuestos, vemos que existen cerca de 80 impuestos propios en todo el territorio español. Lo curioso de esto, además del coste que supone el control de los mismos, su legislación normativa y cumplimiento, es que además, de media, aportan únicamente un 2,2% de los ingresos tributarios de las comunidades y en la mayoría de los casos se trata del mismo impuesto que se aplica en otras comunidades pero desarrollado de manera diferente. Como ejemplo, citamos que más del 75% de los impuestos propios recaen sobre el agua.
  • Impuestos Cedidos. Se trata de impuestos de carácter estatal pero que su gestión se cede a las comunidades autónomas, quienes tienen la capacidad de aplicar reducciones a estos. Entre algunos de los impuestos cedidos a las comunidades nos encontramos con el ya tan mencionado Impuesto de Sucesiones y Donaciones, Impuesto del Patrimonio, IRPF o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados entre otros. Cabe decir que es debido a esto, a la cesión de los impuestos, que está existiendo actualmente tanta controversia con el ya famoso Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, dado que algunas comunidades lo están bonificando hasta un 99% y otras, sin embargo, no, creando una discriminación negativa hacia el contribuyente dependiendo de donde debas tributar en cada caso.

Como resumen, y a la vista de lo expuesto, vemos como entre impuestos propios e impuestos cedidos, tenemos cientos de impuestos, en algunos casos con aportaciones casi residuales a las arcas del estado o comunidad autónoma y de una complejidad jurídica y legislativa muy grande, por lo que creemos que una mayor armonización en la elaboración de estos, beneficiaría a los contribuyentes al "limitar" las diferencias territoriales y facilitaría la acción legislativa tanto a los legisladores como a los consumidores, quienes cada cierto tiempo descubrimos algún tipo nuevo de impuesto que debemos pagar...