Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

El buen ejemplo edifica en la empresa


Dicen que el bien es difusivo y si alguien escribe algo que va bien para la empresa, los que participamos de ese mundo empresarial podemos (y creo que debemos) difundirlo.

En la edición digital de El Confidencial se publica un interesante artículo que resalta la importancia y necesidad de un buen profesional. Y más allá de la cualificación profesional y técnica, se insiste en la importancia de que sea buena gente.

Pero ser buena gente en el trabajo, según el artículo, va más allá del mero compadreo y el autor resalta la trascendencia del buen ejemplo.

Don Luis Cortina, CEO de Siemens, recordando al Premio Nobel de la Paz Albert Schweitzer, decía que el ejemplo no es lo principal para influenciar a otros. Es la única cosa. No hacemos las cosas en el trabajo para que nos vean, pero es evidente que nos ven cuando hacemos algo. Por eso, buen ejemplo y así seremos más humildes...

Cuenta la tradición que en la antigua Roma los generales desfilaban triunfadores por las calles de Roma tras su éxito en campaña militar; y a su lado en el carro tan sólo le acompañaba un esclavo que, sosteniendo la corona de laurel, debía repetirle Respice post te! Hominem te ese memento! (mira hacia atrás y recuerda que solo eres un hombre).

Buen ejemplo y humildad, dos ingredientes clave del profesional que nuestra sociedad necesita tras años en los que algunos líderes de corporaciones quizá no han sido referentes a imitar. Y dos ingredientes muy conectados entre sí, por que el buen ejemplo sin humildad puede derivar en orgullo.

Si queremos cambiar las cosas, empecemos por cambiar nosotros. Si no abunda el buen ejemplo ni la humildad a nuestro alrededor, empecemos por procurar cada uno dar ese buen ejemplo y vivir esa virtud.

El resultado es evidente: sembramos una base inmejorable para trabajar en mejores condiciones, lo cual, sí o sí, repercute en beneficio de nuestra empresa.

Si quiere acceder al artículo original haga clic aquí.