Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Lo que cuesta heredar por territorios


La imagen la ofrece el diario IDEAL de Almería en su edición web de hoy 24 de enero de 2017.

Herencia por territorios

Los medios de comunicación y la opinión pública sirven la polémica: ¿Canarias o Madrid son (casi) paraísos fiscales porque una herencia casi no tributa allí, mientras que Andalucía o Asturias son entonces fiscalmente comprometidas? ¿La sanidad o la educación en estas últimas autonomías es mejor que en Canarias o Madrid, justificando así el gasto público con los tributos recaudados? ¿Por dónde se hace el reajuste: bajando tipos más elevados o subiendo tipos bajos?

Ninguna de estas respuestas es fácil. Y menos aún si tenemos en cuenta una realidad que afecta y mucho a esta situación, como es la realidad demográfica de España. Sirva como botón de muestra las palabras del presidente de Asturias, Don Javier Fernández, durante la reunión de presidentes autonómicos, que afirmó que "la cuestión demográfica ahora se ha asumido como un problema de Estado".

Por tanto, no es descabellado pensar que cada vez hay más masas hereditarias sobre las que recaudar y menos sujetos pasivos contribuyentes que se beneficien del impuesto, entendiendo beneficiarse como uso y disfrute de bienes y prestaciones públicas sufragados por lo que se recauda. Y si esto es así, ¿por qué no incluir la realidad demográfica como uno de los enfoques para revisar el Impuesto sobre sucesiones?