Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Novedades Fiscales para 2017


El pasado 3 de Diciembre se aprobó una modificación de la Ley 58/2003 de 17 de Diciembre de la Ley General Tributaria modificándose el apartado 2 del artículo 65, quedando redactado de la siguiente forma:

2.- No podrá ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las siguientes deudas tributarias;

  1. Aquellas cuya exacción se realice por medio de efectos timbrados.
  2. Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar ingresos a cuenta.
  3. En caso de concurso del obligado tributario, las que, de acuerdo con la legislación concursal, tengan la consideración de créditos contra la masa.
  4. Las resultantes de la ejecución de decisiones de recuperación de ayudas de Estado reguladas en el título VII de esta Ley
  5. Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso – administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones.
  6. Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
  7. Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento a que se refieren los distintos párrafos de este apartado serán objeto de inadmisión.

Con este cambio en la Ley General Tributaria dificulta la solicitud de aplazamientos en IVA para empresa s y autónomos, debiendo justificar que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente cobradas.

También se prohíbe el aplazamiento de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades.