Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Los intereses de demora, ¿nueva indefensión jurí­dica del contribuyente?


Hacienda ha abierto un nuevo plan de inspección contra las empresas, esta vez es en relación a los intereses de demora y su deducibilidad y está exigiendo a algunas empresas su regularización de los periodos 2012, 2013, 2014 y 2015.

Hasta aquí nada nuevo en lo que venimos viendo en los últimos años, cambios de criterio en la AEAT, requerimiento para regularizar situaciones en periodos no prescritos, liquidaciones a las empresas y pago de las mismas.

El “Quid” de la cuestión en este caso que hoy comentamos radica en la posición enfrentada que tienen sobre este mismo tema Tributos y TEAC (Tribunal Económico Administrativo Central), donde Tributos defiende la deducibilidad de los mismos, mientras que el TEAC, según resoluciones de 2010 y 2015 nos indica lo contrario, es decir, la imposibilidad de deducir dichos intereses, basándose en una Ley de Sociedades de 1978, donde se interpretaba que dichos intereses de demora no tenían la condición de deducibles.

Tributos, en su posición, defiende que en la Ley 61/1978 de 27 de Diciembre, del Impuesto de Sociedades, exigía en el artículo 13 que para que un gasto fuera deducible en el IS tenía que ser “Necesario” para la obtención de rendimientos, pero con la entrada en vigor de la Ley 43/1995 de 27 de Diciembre, y la supresión de dicho artículo y el mantenimiento del artículo 14, dedicado a los “Gastos no Deducibles”, donde se elimina la mención expresa a la “necesariedad” del gasto para poder ser deducible, dichos gastos pasaban a ser deducibles a la hora de calcular el Impuesto de Sociedades.

Ante estas resoluciones, Hacienda colgó en su web un informe en el que establecía que los intereses de demora no son deducibles, amparándose en la resolución del TEAC, a lo que Tributos contestó el pasado 6 de Abril con una resolución publicada en el BOE, donde se establecen como deducibles todos los intereses de demora generados con la nueva ley de sociedades, cuya entrada en vigor se produjo en Enero de 2015.

Haz clic para acceder al informe de la AEAT así como a la publicación en el BOE por parte de Tributos.

Si tienes algún tipo de duda o consulta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales, quienes estarán encantados de ayudarte en todo lo que sea necesario.