Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Expropiar suelo rural saldrá aún más barato.


En octubre del año pasado se aprobó el nuevo texto refundido de la Ley de Suelo que tiene como objetivo abaratar el coste de las expropiaciones y regula de una manera más específica las condiciones del suelo urbanizado.

En la antigua normativa se establecía que aquellos terrenos calificados como rurales podían corregir su valor al alza aplicándoles un coeficiente multiplicador si por ejemplo estaban próximos a centros núcleos urbanos o a centros de producción con determinadas características ambientales.

La nueva Ley está motivada por una sentencia del Tribunal Constitucional que viene a decir que el coeficiente que se aplicaba no estaba justificado en la Ley ni en la exposición de motivos y podía resultar caprichoso evitando obtener el valor real del suelo y favoreciendo que se produzca un fenómeno especulativo.

Andrés Lorente director del área de suelo en Tinsa, expuso el 20 de Enero de 2016 en la jornada “Nuevo Texto Refundido de la Ley del Suelo” lo siguiente acerca de la nueva norma:

“Las determinaciones establecidas en el nuevo Texto Refundido arroja unas tasas muy superiores a la que resultaban según el RDL 2/2008, lo que se traduce en que los valores pueden ser sensiblemente inferiores a los que se obtenían según la anterior normativa. Este efecto se ve parcialmente compensado en algunas ocasiones gracias a que el factor de localización (el factor de corrección que se aplica en el cálculo) ya no está limitado a 2, de acuerdo con la Sentencia del Tribunal Constitucional 141/2014. La eliminación de este límite permite que en buenas ubicaciones, como son las coronas metropolitanas de las capitales de provincia, se pueda recuperar parte del valor que se ha visto reducido por efecto de las nuevas tasas.”

Esta noticia puede ser de su interés ya que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este martes un decreto por el cual delega al Ayuntamiento de Roquetas de Mar su competencia para expropiar en relación con los terrenos necesarios para la construcción de la Autovía del Mediterráneo que en breve retomará sus obras.