Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Austeridad en la Administración Tributaria


En el Boletín Oficial del Estado del 20 de agosto de 2015, nº 199, se ha publicado la Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en la que, entre otros contenidos, propone criterios de buena gestión.

Se trata de una propuesta que desde el Ministerio de Hacienda va encaminada a que los altos funcionarios de la Administración Tributaria asuman modos de funcionar adaptados a la situación coyuntural, evitando gastos innecesarios para lograr algo que a todos nos debe quedar claro tras éstos últimos años de crisis: "lo público" también nos cuesta (a todos) mantenerlo.

En concreto, desde el Ministerio se anima a evitar desplazamientos prescindibles con reuniones por videoconferencia, se proponen viajes en transporte público con tarifa de clase turista y con el menor número posible de personas a desplazar, e incluso la planificación anticipada de esos viajes para obtener mejores precios.

Es sin duda una estupenda iniciativa, que ojalá imiten tantas otras Administraciones Públicas estatales, autonómicas, provinciales y municipales. E incluso en cada economía doméstica podemos aprender esta lección: basta pensar dos veces un gasto para no caer en un consumismo superfluo (esa sensación que alguna vez nos ha embargado a todos al abrir nuestro armario y ver todo lo que tenemos y no utilizamos).