Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

El Gobierno piensa en subir las pensiones de madres con dos o más hijos entre un 5 y 15%


El Gobierno está sopesando subir las pensiones de las madres que tengan más de un hijo y cuya jubilación se produzca a partir de 2016, concretamente en un 5% en el caso de dos hijos, un 10% en el caso de tres y un 15% en el caso de cuatro. No se han detallado aún los casos de más de cuatro hijos, pero sí que se podrán beneficiar de esta medida (si finalmente se lleva a cabo) todas las mujeres que tengan derecho a pensión contributiva. En números, unas 123.000 mujeres podría acogerse a la medida en 2016, y casi el doble en 2017.

Esta medida ha sido anunciada por el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, que tras el Consejo de Ministros celebrado el pasado Jueves 14 de Mayo anunció que “queremos reconocer el papel de las mujeres que han sido madres y combatir la doble penalización que han sufrido”, en referencia al dato de que las mujeres reciben, de media, una pensión de jubilación un 30% inferior a los hombres. Ha matizado además que "Con esto, lo que se pretende es un apoyo a la maternidad y a la natalidad, no sólo como se hace con el IRPF, durante la crianza, en los primeros años de vida, sino una aportación al sistema de la Seguridad Social que queremos que se vea recompensado en el momento en que se accede a la jubilación".

La doble penalización de las mujeres

La medida tiene por objetivo, en palabras del ministro, conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. Las mujeres que son madres tienen una pensión inferior debido a que cotizan una media de 31,3 años frente a los 40,6 de los hombres, debido fundamentalmente a las responsabilidades familiares y más especialmente al cuidado de los hijos. De hecho, el 98% de las peticiones de excedencia para cuidar a los hijos son solicitadas por mujeres.

Por otro lado, la subida de las pensiones para las madres no es la única medida destinada para apoyar la maternidad, de entre las que podemos mencionar:

  • Promoción de la lactancia materna.
  • Ayuda a menores embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situación de riesgo.
  • Fomento de la implicación de los padres en el embarazo.
  • Concesión de becas al estudio a mujeres embarazadas con problemas socioeconómicos.

Pendiente de aprobación

Esta medida, que actualmente no pasa de ser una iniciativa del Gobierno del PP, deberá pasar por el Parlamento para ser aprobada. En este sentido, Alonso se ha mostrado confiado en que “cuente con el apoyo de todos los grupos” al suponer una mejora para las mujeres y estar“a favor de la igualdad, del reconocimiento de la mujer como madre y de un compromiso con la sostenibilidad del sistema a largo plazo”.

El coste sería de unos 51 millones de euros el primer año, con una subida en cada mensualidad de la pensión de unos 30 euros (14 pagas), lo que supone algo más de 400 euros al año. De aprobarse, el Gobierno tiene intención de comenzar con ella en 2016, como ya hemos mencionado.