Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Nociones de economía y finanzas en la Educación española


El diario ABC publicó el pasado 9 de marzo una noticia en la que dio voz al Instituto de Protección Familiar, que reclama algo más de formación económica para los niños españoles, siendo impartida, eso sí, por profesores y no por expertos de la banca ni de entes públicos financieros.

Según dice el rotativo, los universitarios españoles terminan sus estudios de Bachillerato sin apenas saber distinguir, por ejemplo, un crédito personal de uno hipotecario. Pero, más allá de evitar que los clientes de las entidades financieras no se vean nuevamente perjudicados por productos desconocidos, lo que se pretende es dar un mínimo de educación económica básica, que indudablemente repercutirá en beneficio de los estudiantes y su entorno.

Algo tan sencillo como presupuestar, saber ahorrar o hacer una previsión de ingresos, no es difícil de aprender y bien puede contribuir a educar en prudencia y visión de futuro a nuestros jóvenes.

Y no sólo a ellos, puesto que, en palabras del Director del Instituto de Protección Familiar, los padres también deben adquirir cierta formación al respecto. Y es que, en su sociedad especialmente consumista y caracterizada por la inmediatez (información al instante, servicios prestados al momento, etc.), pueden ser muy beneficiosos los efectos de esta formación basada, en parte, en la visión de futuro.

Para ver la noticia completa, haga clic aquí.