Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

El Ministerio de Hacienda recapacita y retira su plan de suprimir los coeficientes para las variaciones patrimoniales por venta de inmuebles


El pasado viernes 31 de octubre, entre otros diarios, El Mundo publicó en su edición de internet la noticia que ha permitido respirar más tranquilos a tantos y tantos contribuyentes del IRPF en España: el Ministerio de Hacienda declaró que NO suprimirá los coeficientes de actualización y de abatimiento, que se aplican a la hora de calcular las ganancias o pérdidas patrimoniales que se pueden derivar de la venta de un inmueble.

Básicamente, la reforma que el Ministerio planteó fue la de no permitir que se actualicen los precios de compra de aquellos inmuebles que se vayan a vender, ni que se apliquen los coeficientes de abatimiento para la estimación de la ganancia patrimonial que, de existir, no estarían sujetos a tributación.

Es evidente el afán recaudatorio de la Agencia Tributaria como consecuencia de los tiempos que corren. Pero es aún más evidente que esta propuesta de suprimir dichos coeficientes no era lógico que viera la luz, toda vez que se trataría de una medida gravosa para los intereses de los contribuyentes que, además de no poder vender sus inmuebles a un precio como el que pagaron por ellos en su día (por la bajada generalizada de precios del mercando inmobiliario), verían como el coste fiscal que les supone dicha venta aumenta de manera desproporcionada.

Para ver el contenido de la noticia haga clic aquí.